PIONEROS

 

 

Los Pioneros tenemos entre 14 y 17 años y somos ante todo un grupo de amigos que compartimos experiencias personales, en un marco que construimos a nuestra medida. Somos ante todo Unidad.

 

Lo que más nos gusta a los Pioneros, es poder reunirnos los amigos en un local, pasar el rato juntos y realizar actividades que fuera del Grupo no haríamos: subir montañas, ir de acampada, ver las estrellas, escalar, defender el medio ambiente, hacer una fiesta con los amigos, dormir al raso, plantar árboles, oír música, bailar,…

 

En muchas ocasiones pensamos que “los chicos y chicas de nuestra edad que no están en la rama Pioneros de los Scouts, no saben lo que se están perdiendo”

 

En esta tercera etapa del escultismo, nuestros objetivos son dos:

 

Ø      Un progreso individual basado en el Carta de Compromiso Personal.

 

Ø      Un progreso comunitario basado en nuestro proyecto: la Empresa.

 

 

La Carta de Compromiso Personal la redactamos cada pionero en base a una reflexión previa sobre nosotros mismos a nivel personal, social y espiritual. Se trata de comprometernos a minimizar nuestros defectos, al mismo tiempo que potenciamos nuestras cualidades en beneficio nuestro y de la unidad. La Carta es pues, una concreción personalizada de la Promesa Scout que nos invita a ser mejores personas.

 

La Empresa, no es más que un compromiso de todos y cada uno de los pioneros para sacar adelante un proyecto común que responde a nuestros intereses.  Es el momento de poner en prueba la capacidad de organización, la asunción de responsabilidades, el trabajo en equipo, la cooperación,… En muchas ocasiones, para costearse el proyecto se recurre a los Extrajobs: actividades encaminadas a la obtención de dinero.

 

Todo este esfuerzo para alcanzar una meta, hacer realidad un sueño: subir al pico más alto, acondicionar los locales, hacer una travesía invernal, organizar una recogida selectiva de residuos en el barrio, practicar algún deporte de aventura, llevar una representación teatral a una residencia de ancianos, viajar al extranjero, participar en encuentros internacionales de scouts,…

 

Los pioneros amamos la vida, desarrollamos nuestras capacidades al mismo tiempo que alcanzamos nuestros sueños, vivimos nuestro cuerpo y respetamos el de los demás, nuestras ganas y nuestra acción hace de los pioneros actores de la vida, y no simples espectadores.

 




 
Se puede contar con los pioneros, sabemos elegir e ir hasta el final.